La parálisis cerebral se refiere a un grupo de trastornos que afectan el movimiento y la coordinación muscular. En muchos casos, la visión, la audición y la sensibilidad también se ven afectadas.

La palabra «cerebral» significa tener que ver con el cerebro. La palabra «parálisis» significa debilidad o problemas con el movimiento del cuerpo.

Causas de una parálisis cerebral

El desarrollo anormal del cerebro o la lesión del cerebro en desarrollo pueden causar parálisis cerebral. El daño afecta la parte del cerebro que controla el movimiento del cuerpo, la coordinación y la postura.

El daño cerebral generalmente ocurre antes del nacimiento, pero también puede ocurrir durante el nacimiento, los primeros años de vida o con la edad, ya sea a causa de un accidente o por un ictus en personas mayores.

Clasificación de una parálisis cerebral cuando afecta al sistema motor

Según cuál sea la parte del cuerpo afectada, la parálisis cerebral puede clasificarse del siguiente modo:

  • Hemiplejia: cuando afecta sólo a uno de los dos lados del cuerpo, mientras que el otro permanece normal.
  • Monoplejia: si solo afecta a una de las extremidades.
  • Triplejia: con la afectación de tres miembros.
  • Diplejia: cuando afecta a los dos brazos.
  • Paraplejia: si afecta sólo a las piernas.
  • Cuadriplejia: si están afectadas las cuatro extremidades.
  • Hemiparesia: cuando afecta a la cara y un brazo.
Cuidar a una persona mayor con parálisis cerebral

Síntomas de la parálisis cerebral

Los síntomas de la parálisis cambian de una persona a otra y varían de leves a severos. Algunas personas con parálisis cerebral pueden tener dificultades para caminar y sentarse. Otras personas pueden tener problemas para agarrar objetos o a la hora de comunicarse.

Los síntomas pueden volverse más severos o menos severos con el tiempo. También varían según la parte del cerebro afectada.

Algunos de los signos que pueden presentarse si se tiene parálisis cerebral:

Síntomas de parálisis cerebral

Otros síntomas relacionados con la parálisis cerebral:

  • Dificultades de comunicación, incluidos trastornos del habla y del lenguaje.
  • Deformidad de la columna, como escoliosis (curvatura de la columna) y cifosis (joroba).
  • Osteoartritis (desgaste del cartílago).
  • Contracturas, que ocurren cuando los músculos se bloquean en posiciones dolorosas.
  • Incontinencia.
  • Osteopenia, o baja densidad ósea que puede hacer que los huesos se rompan fácilmente.
  • Problemas dentales.

Cómo cuidar a una persona mayor con parálisis cerebral

Los cuidadores juegan un papel importante en la vida de una persona con parálisis cerebral, ya que les afecta en gran medida a los músculos y la capacidad de movimiento; las personas con discapacidades moderadas a severas realmente confían en sus cuidadores para moverse y completar actividades cotidianas. Normalmente, necesitarán ayuda para vestirse, bañarse, comer, ir a citas médicas y realizar muchas otras actividades cotidianas. Algunos necesitan asistencia algunas horas al día, mientras que otros necesitan atención las 24 horas.

Puedes ayudarles:

  • Promoviendo su independencia.
  • Practicando con ellos actividades de la vida diaria.
  • Interaccionando socialmente.
  • Mediante el aprendizaje.
  • Ofreciéndole comidas saludables programadas con anticipación.
  • Realizando prácticas de fisioterapia diaria.
  • Practicando habilidades de aseo e higiene.

Consejos para cuidar a alguien con parálisis cerebral

Hacer su vida más fácil 

La gravedad de la parálisis cerebral puede variar, proporcionando desafíos únicos para cada cuidador. Algunas personas con parálisis cerebral pueden caminar solas, mientras que otras deben confiar en una silla de ruedas. Algunos pueden comunicar sus necesidades y otros no son verbales.

Por lo tanto, establece rutinas y un plan de atención eficaz adecuado a sus necesidades, puede que te lleve tiempo ya que cada persona lo lleva diferente. Habrá momentos de prueba y error antes de que finalmente veas qué funciona. 

Comunicación y lenguaje

Un desafío único que acompaña el cuidado de alguien con parálisis cerebral es fomentar la comunicación y el desarrollo del lenguaje. Si bien la parálisis cerebral en sí misma suele ser una afección que afecta el movimiento, también puede tener profundos impactos cognitivos. Debido a las limitaciones en su desarrollo y función muscular, las personas con parálisis cerebral pueden tener dificultades con las expresiones faciales, los gestos, el habla, la producción de voz y el lenguaje, es decir, poder comunicarse y expresar sus necesidades de una manera clara y concisa.

Por lo tanto, ten paciencia, deja que se expresen, empatiza y trata de ayudar a la otra persona si pide ayuda. Puede servir una pizarra donde anotar cosas. Algunos juegos de formar palabras etc pueden ayudar a mejorar la agilidad mental de las personas mayores.

Ayudar en las tareas diarias a una persona mayor con parálisis cerebral

Coordinación y habilidades motoras

La coordinación mano/ojo es una función esencial para alguien con parálisis cerebral, pudiendo resultar todo un desafío ya que requiere el uso simultáneo del sistema de visión, así como las manos y los músculos.

 

Puedes probar a realizar con él varios juegos en las que haga falta el uso de reflejos. Lanzar una pelota contra una pared y que siga el recorrido con los ojos. Más adelante, lanzarle la pelota con cuidado y suavemente hacia el lado que no está afectado.

Tareas de la vida diaria

Otro desafío que los cuidadores a menudo enfrentan es permitir que la persona con parálisis cerebral complete las tareas diarias. En términos generales, cuatro tareas principales comprenden la categoría de la vida diaria: higiene personal, comer/beber, vestirse y usar el baño.

 

La extensión de la parálisis cerebral de una persona dictará su capacidad para realizar cualquiera de estas cuatro actividades, el objetivo de cualquier cuidador debería ser promover la mayor independencia posible para que desarrolle y mantenga la función muscular, así como para tener más tranquilidad. Los cuidadores no pueden estar presentes cada segundo de cada día, y enseñar a un individuo con parálisis cerebral a realizar tareas específicas por su cuenta puede aportarle una sensación de independencia, además te proporcionará un respiro muy necesario.

Ayudar a vestirse a una persona mayor con parálisis cerebral

Usa la hora de comer como un tiempo para enseñarle gradualmente a alimentarse. Para hacer esto, puedes preparar con anticipación la configuración de la mesa, qué utensilios usareis y qué comeréis. Luego, durante la comida, trabaja con ellos la postura correcta, la mecánica de la masticación si es necesario, la identificación de alimentos desconocidos y la forma correcta de comer.

Necesidades sensoriales

Un trastorno de procesamiento sensorial puede manifestarse de muchas maneras diferentes, haciendo que la persona tenga una mayor sensibilidad a las cosas en su entorno. Estos podrían incluir el miedo a los ruidos fuertes, la sensibilidad a las telas rayadas o incluso la falta de respuesta cuando encuentran temperaturas extremas. A cualquiera le pueden molestar los sonidos estridentes o los sabores de ciertos alimentos, pero, para un individuo con un trastorno del procesamiento sensorial, estas aversiones pueden tener un efecto exagerado hasta el punto de tener una respuesta física negativa a un desencadenante, como vomitar cuando se produce un ruido fuerte.

 

Cuando esto suceda trata de tranquilizarle, cambia de tema, muéstrale otro estímulo que le guste o relaje. Averigua qué cosas, sonidos, olores, objetos le relajan.

Si tienes un familiar que sufre una parálisis cerebral y no dispones de tiempo para ofrecerle todos los cuidados que necesita, la asistencia domiciliaria para personas mayores puede ser de gran ayuda. Nuestras cuidadoras de personas mayores les cuidarán, les darán cariño, realizarán con ellos ejercicios físicos y mentales que favorecerán su agilidad, además de hacerles compañía en todo momento y de ayudarles con las tareas diarias de la casa. Pide tu presupuesto gratis y sin ningún tipo de compromiso.

BUSCO CUIDADORA