¿Tienes un familiar con alguna discapacidad o autonomía reducida? En este artículo haremos un repaso por los principales puntos que debes conocer sobre la ley de dependencia. Detallaremos el proceso completo para solicitar y verificar la dependencia de una persona en la Comunidad de Madrid.

La dependencia es una condición permanente que impide a determinadas personas gozar de autonomía para realizar actividades básicas del día a día. Este estado está ligado a la pérdida de autonomía física, mental, intelectual o sensorial.

Esto implica que, por razones derivadas de la edad, enfermedad o alguna discapacidad, las personas necesitan ayuda y soporte de otras para llevar a cabo tareas cotidianas tales como:

  • El cuidado personal: asearse, lavarse y cuidar el aspecto personal, comer, vestirse, entre otras.
  • Las actividades domésticas: limpieza y mantenimiento del hogar, hacer las compras, controlar y administrar los suministros y recursos económicos, entre otros.
  • La movilidad: desplazarse dentro y fuera del hogar, levantarse, acostarse, sentarse o permanecer de pie, entre otras.
  • Las funciones básicas de tipo intelectual: reconocer personas y objetos, orientarse, entender y ejecutar tareas sencillas, comunicarse, entre otras.
ley dependencia comunidad de madrid

¿Quiénes son personas dependientes según la Ley de Dependencia de la Comunidad de Madrid?

Las personas dependientes presentan dificultades para llevar a cabo su autonomía personal. A continuación, se detallan situaciones que pueden ayudarte a reconocer una situación de dependencia:

  • Dificultad para llevar a cabo el cuidado personal: asearse, lavarse y cuidar el aspecto personal, comer, vestirse, entre otras.
  • Dificultad para realizar actividades domésticas: limpieza y mantenimiento del hogar, hacer las compras, controlar y administrar los suministros y recursos económicos, entre otros.
  • Movilidad reducida: desplazarse dentro y fuera del hogar, levantarse, acostarse, sentarse o permanecer de pie, entre otras.
  • Deficiencia en las funciones básicas de tipo intelectual: reconocer personas y objetos, orientarse, entender y ejecutar tareas sencillas, comunicarse, entre otras.

Ten en cuenta que sólo la imposibilidad o grave dificultad para realizar estas tareas, implica el reconocimiento de la dependencia.

Requisitos para ser reconocido como persona dependiente en la Comunidad de Madrid

Para ser reconocido como persona dependiente y ser alcanzado por los beneficios que otorga la Ley de Dependencia debes cumplir con los siguientes requisitos:

  • Establecer y probar formalmente que el interesado necesita de la atención de una o varias personas para desenvolverse en sus actividades cotidianas.
  • Residir actualmente y de manera legal en territorio español, y haberlo hecho durante cinco años teniendo en cuenta que dos de ellos deben ser inmediatamente anteriores a la fecha de presentación de su solicitud. Esto deja exentos a aquellas personas que sean emigrantes retornados. En el caso de niños menores de cinco años, este requisito será exigible a sus guardianes y/o tutores legales.
  • Residir en la Comunidad de Madrid al momento de solicitar el reconocimiento de su condición de persona dependiente.
  • Las personas que carezcan de nacionalidad española se regirán por lo establecido en la Ley Orgánica 4/2000, de 11 de enero, en los tratados internacionales y en los convenios que se establezcan con el país de origen. En el caso de tratarse de menores se estará a lo dispuesto en las leyes del Menor.

¿Cómo realizar el trámite de solicitud de la Ley de Dependencia?

Para tramitar la condición de dependencia en la Comunidad de Madrid debes cumplir con los siguientes requisitos y realizar el siguiente procedimiento.

Primero es indispensable contar con la voluntad del interesado (si está en capacidad de manifestarla) para poder iniciar el proceso.

En principio deberás presentar una solicitud en los Servicios Sociales del Ayuntamiento de la localidad en la que se encuentra empadronado el beneficiario. Puedes presentarla a través de internet.

Para presentar la solicitud de documentación por Internet se necesita que la persona interesada en el servicio disponga de DNI electrónico o de alguno de los de los Certificados Electrónicos reconocidos por cualquiera de las comunidades autónomas.

Dentro de esta solicitud deberás presentar documentación que acredite la dependencia de la persona, su identidad y que cumpla con los requisitos necesarios para aplicar a esta Ley.

Después, tu solicitud pasará a la etapa de valoración que se realizará mediante sus informes de salud y del entorno habitual (residencia) y una entrevista personal de evaluación llevada a cabo por profesionales cualificados. En esta fase, se estimará la cantidad y tipo de ayuda que el interesado necesite.

Una vez emitido el dictamen técnico por parte de la Comisión Técnica de Valoración de la Dependencia, el procedimiento tardará unos 6 meses en resolver el grado de dependencia y por ende de atención que le serán reconocidos al interesado.

Documentación necesaria para presentar tu solicitud según la Ley de Dependencia

Para presentar la solicitud de aplicación a la Ley de Dependencia, deberás adjuntar la siguiente documentación:

  • Copia del DNI/NIE del solicitante o autorización para su consulta.
  • Copia del DNI/NIE de su representante o autorización para su consulta si el caso aplica
  • Documento/s emitido/s por los ayuntamientos correspondientes que acrediten la residencia en territorio español durante cinco años, de los cuales, dos deberán ser inmediatamente anteriores a la fecha de presentación de la solicitud, así como el empadronamiento en un municipio de la Comunidad de Madrid en la fecha de presentación de la solicitud.
  • Los residentes no comunitarios que carezcan de la nacionalidad española deberán presentar certificado emitido por el Ministerio del Interior que acredite la residencia legal en España por los mismos períodos, así como el empadronamiento en un municipio de la Comunidad de Madrid en la fecha de la presentación de la solicitud.
  • Informe de salud, que deberá estar elaborado en modelo normalizado y suscrito por un médico colegiado. Dicho informe, en el que se recogerá la patología principal que ocasiona la dependencia, no podrá tener una antigüedad superior a tres meses respecto a la fecha de presentación de su solicitud.
  • En su caso, copia de la resolución de reconocimiento del complemento de gran invalidez u otro documento que acredite que el solicitante sea pensionista de gran invalidez. Asimismo, si procede, copia de la resolución de reconocimiento del grado de discapacidad.
  • Declaración responsable sobre la capacidad económica y patrimonial del solicitante.
  • Autorización de comprobación, por parte de las administraciones públicas competentes, de los datos necesarios para la determinación de la capacidad económica y el reconocimiento del derecho a los servicios o prestaciones o, en su defecto, copia de la declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

Valoración de la solicitud de la Ley de Dependencia

Una vez presentada tu solicitud, ésta será analizada y auditada por un valorador/a profesional con formación en la aplicación del BVD (Baremo de Valoración de la Situación de Dependencia). 

Esta valoración se llevará a cabo en el domicilio habitual del interesado y tomará en cuenta el entorno y condiciones en los que vive, los informes de salud de su médico colegiado y si fuera pertinente, las ayudas técnicas, órtesis y prótesis que le hayan sido prescritas. 

Analizarán aspectos como por ejemplo, su capacidad para ejecutar tareas sencillas, orientarse, realizar el aseo y mantener su cuidado personal, su movilidad y la gestión de su autonomía y por último, la atención que requiere por parte de otras personas en su vida cotidiana.

Aquellos niños menores de 3 años, serán valorados por personal médico en el Centro Regional de Coordinación y Valoración Infantil.

¿Cuáles son los distintos grados de dependencia?

Una vez llevada a cabo la valoración correspondiente, clasificarán a la persona dependiente dentro de alguno de los siguientes grupos. Esto dependerá de su grado de dependencia:

  • Grado I Dependencia moderada: en este grupo encajan aquellas personas que sólo necesitan de apoyo externo una vez al día o incluso es intermitente.
  • Grado II Dependencia severa: aquí encajan aquellas personas que necesiten de apoyo entre 3 o 4 veces por día para poder ejercer su autonomía.
  • Grado III Gran dependencia: en este caso, hablamos de personas que necesitan asistencia varias veces al día o cuya pérdida de la autonomía es total y se necesita apoyo contínuo de otra u otras personas.

Atención, ten en cuenta que la legislación y jurisprudencia cambian con frecuencia y sin preaviso, por lo que te rogamos que valides con nosotros o con las autoridades laborales, la actualización y validez de esta información para asegurarte de que esté al día.

Sabemos que realizar todos estos trámites puede llevar mucho tiempo y además suele ser confuso y tedioso. Si deseas encontrar una solución más rápida en la que Helpycare se encargue de todo lo relacionado al cuidado de tu ser querido dependiente, contacta con nosotros y te asesoraremos para ayudarte lo antes posible.

Pedir Presupuesto gratis