El envejecimiento es un hecho de la vida y afecta a todas las familias. Como hijos adultos, al imaginar a nuestros padres como personas mayores, es posible que no comprendamos en qué medida su envejecimiento les afectará o cómo nos afectará. De hecho, si ya son personas de la tercera edad y aún gozan de buena salud y viven de manera independiente, es posible que no experimentemos cambios o preocupaciones dramáticos. Sin embargo, llega el momento en que los efectos del envejecimiento se hacen más evidentes y es posible que se necesiten cuidados a largo plazo.

 

Una disminución general en la vitalidad física y mental puede resultar en cambios visibles e incluso drásticos en la apariencia de nuestros padres, el nivel de vida y el bienestar emocional. Cuanto más conscientes seamos de cómo el envejecimiento puede afectarlos, y qué opciones están disponibles para ellos como personas mayores y para nosotros como hijos adultos que cuidan, o al menos, evaluan la situación. Tomemos un momento para considerar algunas cosas esenciales que debemos tener en cuenta con respecto a su bienestar durante el envejecimiento y cómo la atención domiciliaria puede marcar la diferencia. Para saber sobre esto, consulta nuestra «Guía práctica para la salud física y mental de las personas mayores»

Cosas a considerar sobre el cuidado general de ancianos

El bienestar de nuestros padres es nuestro máximo deseo a medida que envejecen y viven los últimos años de sus vidas. El cuidado de ancianos significa considerar el bienestar emocional, mental y físico de un miembro de la familia.

Actividades de la vida diaria del anciano

Lo esencial para la dignidad y el bienestar físico y emocional de nuestros padres ancianos es garantizar que sus necesidades de vida diaria se cumplan de manera efectiva. Las actividades básicas de la vida diaria generalmente se enumeran como:

Actividades básicas de la vida diaria (ancianos)

Si tienen problemas de movilidad y problemas de salud que les dificultan o imposibilitan el cuidado de estas actividades de forma independiente, entonces debes encontrar la ayuda adecuada. Ya sea brindando atención (tú mismo u otra persona calificada) o invirtiendo en el equipo y los accesorios adecuados para ayudarlos a continuar realizando las tareas diarias de forma independiente, tenga en cuenta que hay muchas opciones disponibles, la de la asistencia domiciliaria mediante una cuidadora, es la mejor, en el caso que ningún familiar pueda prestarle los servicios necesarios para su bienestar.

Actividades instrumentales de la vida diaria

Otros tipos de actividades de la vida diaria, no necesariamente fundamentales, pero relacionadas con el funcionamiento independiente se denominan actividades instrumentales de la vida diaria. Estas se refieren con mayor frecuencia a los siguientes tipos de actividades con atención a largo plazo:

 

Actividades instrumentales de la vida diaria (ancianos)

Nuevamente, es importante para el bienestar general de los ancianos que sus actividades instrumentales diarias sean atendidas de manera efectiva y consistente. Si hay obstáculos o dificultades para realizar estas tareas solo, la persona necesita ayuda. Ya seas tú, otros hermanos, parientes o amigos los que ayuden, o incluso la ayuda de los cuidadores profesionales, que saben a la perfección cómo hacerlo. Otras fuentes de ayuda incluyen dispositivos tecnológicos que pueden proporcionar asistencia o incluso diversos servicios comunitarios destinados a ayudar a las personas mayores. Mirar honestamente dónde una persona mayor necesita apoyo es el primer paso y luego evaluar todas las soluciones posibles para obtener la ayuda que necesitan.

Condiciones o modos de vida del anciano

Analizar cómo y dónde viven los ancianos de familias afectuosas es fundamental para garantizar su bienestar. ¿Están viviendo solos? ¿Viven cerca de ti, o de parientes cercanos solidarios con la causa? ¿Prefieren quedarse en su hogar o estarían abiertos a mudarse a otro lugar, residencia de ancianos, etc? Todas estas son cosas muy importantes para considerar y discutir seriamente con sus seres queridos mayores. A continuación, enumeramos los tipos de disposiciones de vivienda más comunes disponibles para las personas mayores.

Envejecer en casa

Vida independiente y envejecimiento en su propia casa. Esta es la elección de la mayoría de las personas de la tercera edad y mantenerse independiente en el hogar puede requerir varios ajustes en el hogar, así como también obtener el apoyo de un cuidador familiar o un cuidador profesional.

Vivir con un pariente / Familia

Personas de la tercera edad que necesitan asistencia con las actividades diarias y algún tipo de apoyo de atención médica (no calificado) mientras tienen la compañía y la atención provistas al vivir con un miembro de la familia. Pero no siempre los familiares pueden mantener el cuidado que un ancianos necesita a la vez que cuida de su propia familia (hijos). Es lo que se conoce cómo la generación sandwich.

 

Existen otras formas y condiciones de vida menos personalizadas, y que cuentan con menos privacidad y menos atención, tanto médica cómo de cuidados generales, además de ser más caros. Es el caso de las residencias de ancianos y las comunidades de vida independiente y de vida asistida.

Cuidando las propias necesidades físicas del cuidador

Si bien los cuidadores y asistentes profesionales están capacitados en formas seguras y saludables de cuidar a las personas mayores, los estudios han confirmado repetidamente que el coste físico del cuidado de los cuidadores familiares puede ser elevado. Por lo tanto, no descuides sus propias citas preventivas de atención médica mientras cuida a los ancianos. Si no se encuentra al 100%, no ignores sus propios síntomas. No puedes ayudar a nadie si no estás bien tú mismo.

 

Los riesgos de salud física más comunes asociados con lo que se conoce como síndrome de estrés del cuidador son:

Riesgos de salud física más comunes del cuidador (síndrome del estrés del cuidador)

La tensión de espalda relacionada con el levantamiento es una preocupación particular porque las lesiones de espalda son crónicas, no desaparecen. Si sabes de antemano que el cuidado de las personas mayores en su vida requerirá levantar objetos pesados ​​y moverlos de un sitio a otro, asegúrate de comprender formas seguras de moverlos, levantarlos y transferirlos.

 

En Helpycare tenemos en cuenta todos estos factores y contamos con programas de asistencia para empleados y de seguimiento por si esto pudiera ocurrir.

Cuidando las necesidades psicológicas del cuidador

Además de las demandas de tiempo y desafíos físicos / de salud, la atención a los ancianos puede generar un costo emocional muy real en los cuidadores. Es importante estar alerta y consciente de los signos y síntomas del estrés psicológico del cuidador y el agotamiento del cuidador para participar en el cuidado personal adecuado , que de vez en cuando puede incluir la búsqueda de asistencia y recursos de alivio para quienes cuidan a las personas mayores.

Sin un plan proactivo para controlar el estrés del cuidado de los padres ancianos, los signos y síntomas de un costo emocional creciente pueden incluir:

Signos y síntomas de un coste emocional creciente en los cuidadores de ancianos

Lo más importante, es fundamental recordar que nadie puede hacerlo todo. Comprender los propios límites y factores desencadenantes puede ayudar a lidiar con el estrés del cuidado. Se ha demostrado que escribir un diario sobre tus sentimientos es una forma efectiva de reducir el estrés y mejorar el sueño, junto con una serie de otros beneficios.

 

En Helpycare tenemos en cuenta todos estos factores y contamos con programas de asistencia para empleados y de seguimiento por si esto pudiera ocurrir.

Ayudar a las personas mayores a satisfacer sus necesidades emocionales

En las aparentemente interminables listas de tareas pendientes que los cuidadores tienen cuando asumen la responsabilidad de cuidar a los ancianos, cuestiones prácticas como administrar citas médicas, garantizar la seguridad física y coordinar la toma de decisiones sobre cuestiones tales como las finanzas y los arreglos de vivienda, puede consumir la mayor parte de la atención de un cuidador. Pero la calidad de vida también incluye las necesidades emocionales, un componente integral de la atención a los ancianos.

 

Las familias de hoy tienen acceso a opciones tecnológicas disponibles para personas mayores que están envejeciendo en el lugar que pueden disminuir algunas fuentes de fricción.

Seguridad y autonomía: especialmente en personas mayores con condiciones de salud que los predisponen a caídas, desorientación u otros riesgos similares, las preocupaciones sobre la seguridad y la protección cuando permanecen en el hogar son primordiales. Al mismo tiempo, los cuidadores a menudo se enfrentan a la resistencia a «demasiada interferencia», que un anciano puede percibir como «tratarme como un niño». Las tecnologías domésticas conectadas y los productos independientes, como los timbres de video, que permiten a las personas mayores ver quién está en el porche antes de responder, pueden ayudar a reducir el nerviosismo por estar solos en casa y ofrecer una sensación de empoderamiento y autosuficiencia. Al mismo tiempo, aplicaciones conectadas por el cuidador con GPS, sistemas de alerta de emergencia y la detección automática de caídas con todo el trabajo en conjunto, ayuda a los cuidadores que cuidan a las personas mayores a tener más tranquilidad al tiempo que le ofrece a los familiares más libertad para ir y quedarse donde quieren, cuando quieren.

Tecnología doméstica para la seguridad y autonomía de los ancianos

Conexión y comunidad: a través de ordenadores, teléfonos inteligentes, tablets, aplicaciones e incluso televisores inteligentes, las personas mayores tienen hoy más formas que nunca para ponerse en contacto y mantenerse en contacto con amigos y familiares donde sea que estén. Reconociendo el potencial de la tecnología para cerrar la brecha y «capacitar a las personas mayores para vivir una vida exitosa, más independiente y conectada». Existen curso y talleres para ayudar a los ancianos a aprender o incluso a mejorar sus habilidades digitales y tecnológicas.

Necesidades financieras a considerar al cuidar a ancianos

Existen los impactos financieros de hacer los cambios y las elecciones necesarias para apoyar el bienestar de nuestros padres ancianos. Pueden ser elegibles para recibir apoyo financiero adicional de programas gubernamentales para compensar sus gastos de vida. Es importante asegurarse de que aprovechen cualquier programa del cual puedan ser elegibles. Además, es posible que necesiten asistencia para administrar sus finanzas y fondos de jubilación, y es posible que debas desempeñar un papel más activo para ayudarlos a fin de que estén financieramente seguros durante sus últimos años.

 

Si eres un cuidador, también puedes ser elegible para obtener una desgravación fiscal al reclamar a un padre anciano como dependiente o deducir gastos médicos. También puedes asegurarte de que las personas mayores reciban ayuda durante la temporada de impuestos de varios grupos gubernamentales o independientes que brindan asistencia tributaria gratuita a las personas mayores.

Como comentábamos anteriormente, en Helpycare hacemos un seguimiento exhaustivo tanto del empleado (cuidadora) como de la familia en general. Apostamos por el bienestar general y ya son más de 3.000 familias las que están satisfechas con nuestro trabajo. Cada vez son más los ancianos dependientes que necesitan compañia y la asistencia domiciliaria para personas mayores es la mejor ayuda posible. Nuestras cuidadoras tienen una basta experiencia en este tipo de cuidados, además de ayudarles a llevar una alimentación adecuada, realizar ejercicios físicos y mentales, y por supuesto hacerles compañía en todo momento y de ayudarles con otras tareas de la casa necesarias. Nuestra red de más de 800 expertos con más de 80.000 horas a las espaldas es la mejor solución para tu hogar y para ellos. Pide tu presupuesto gratis y sin ningún tipo de compromiso.

BUSCO CUIDADORA