La mala circulación de las piernas en los ancianos es un problema de salud común a medida que su cuerpo envejece. 

Una buena circulación proporciona oxígeno y nutrientes a todo el cuerpo y ayuda a evitar problemas cardiovasculares como ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares. Y en muchos casos, la mala circulación en las personas mayores está relacionada con una afección médica subyacente que requiere la atención de un médico. 

Aunque es importante seguir las recomendaciones del  médico, también es posible mejorar la circulación saludable de las personas mayores a través de actividades y opciones de estilo de vida divertidas y agradables. 

A continuación, os contaremos cuáles son los síntomas, principales causas de la mala circulación y cómo hacer que mejore.

 

Síntomas

Si a tu ser querido le han diagnosticado una afección como presión arterial alta, diabetes o enfermedad de las arterias periféricas, es probable que ya sepa que tiene mala circulación. Sin embargo, muchos ni siquiera saben que pueden tener mala circulación.

Síntomas de la mala circulación en personas mayores

Causas

Cada persona es única y los niveles de circulación varían por una variedad de razones. Es importante comprender algunas de las causas más comunes de mala circulación en las personas mayores:

Cambios en el nivel de actividad

Los niveles de ejercicio y actividad física están directamente relacionados con un flujo sanguíneo saludable y, a veces, el ejercicio disminuye a medida que las personas envejecen. Como resultado, los investigadores han descubierto que las personas mayores que no hacen ejercicio con tanta frecuencia suelen tener un flujo sanguíneo máximo más bajo.

Opciones de estilo de vida

Los investigadores han descubierto que beber en exceso (3 o más vasos al día) puede aumentar el riesgo de problemas cardíacos relacionados con la circulación, como los accidentes cerebrovasculares. Del mismo modo, fumar cigarrillos está relacionado con una peor circulación. 

Cambios en el corazón y los vasos sanguíneos

A medida que envejecemos, es natural experimentar algunos cambios en el corazón y los vasos sanguíneos que afectan la circulación. Por ejemplo, las paredes capilares pueden disminuir ligeramente, mientras que la aorta (arteria principal del corazón) puede volverse menos flexible. Estos cambios, junto con otros, pueden hacer que el corazón trabaje más y contribuir a una disminución de la circulación.

La diabetes

Esta enfermedad común tiene una relación directa con la circulación. Hace que los vasos sanguíneos de las extremidades inferiores se vuelvan más duros y estrechos, disminuyendo el flujo sanguíneo.

Hipertensión

Ser diagnosticado con presión arterial alta puede hacer que el corazón trabaje más y tener un efecto negativo en la circulación.

Aumento de peso

El sobrepeso puede conducir a una peor circulación al hacer que el cuerpo trabaje más para bombear sangre.

Condiciones del corazón

Las afecciones cardíacas como la enfermedad cardíaca periférica, la trombosis venosa profunda, la arteriosclerosis y las venas varicosas contribuyen a la mala circulación. Todas estas son afecciones médicas graves que requieren consulta con un médico.

Cómo aumentar y mejorar la circulación sanguínea en personas mayores

Muévete

Una de las mejores cosas que se pueden hacer para estimular la circulación es simplemente hacer ejercicio con regularidad. Esto no significa que tengas que pasar horas en el gimnasio. De hecho, un estudio de mujeres de 60 años o más encontró que caminar a paso ligero de 30 a 50 minutos por día solo 3 o 4 veces por semana puede mejorar significativamente el flujo sanguíneo.

 

Estos son algunos  ejercicios moderados que podrías introducir en tu día a día.

Caminar mejora el flujo sanguíneo de personas mayores
  • Realizar caminatas diarias con amigos y familiares.
  • Ir a nadar para hacer ejercicio de bajo impacto y que favorezca las articulaciones.
  • Ir a una clase de baile que además tenga el beneficio adicional de socializar y conectarse con los demás.
  • Aprender  estiramientos y ejercicios que puedas hacer en casa para estimular la circulación y mantenerte saludable.

El ejercicio no solo lo ayudará a aumentar la circulación por sí solo, sino que solo puede ayudar a combatir problemas relacionados como el aumento de peso.

Masaje

Recibir masajes regulares puede estimular el sistema circulatorio. Además de aportar beneficios al sistema circulatorio al promover la relajación y el alivio del estrés, el masaje estimula su sistema linfático y venoso , lo que ayuda a mover la linfa y la sangre por su cuerpo de manera más eficiente.

Si tienes problemas médicos, como enfermedades cardíacas o diabetes, es importante buscar autorización antes de programar un masaje. De lo contrario, disfruta de los beneficios terapéuticos y calmantes de esta técnica ancestral.

Los masajes mejoran el flujo sanguíneo en personas mayores

No fumar

Probablemente ya sepas que fumar cigarrillos es perjudicial para muchos de los sistemas de órganos de su cuerpo. Los cigarrillos dañan el corazón y los vasos sanguíneos, lo que puede provocar afecciones peligrosas como la arteriosclerosis. En la arteriosclerosis, las arterias acumulan placa, lo que dificulta el flujo de sangre y disminuye significativamente la circulación.

Comer sano y mantenerse hidratado

Es recomendable llevar una dieta saludable para el corazón con el fin de estimular la circulación y mejorar la salud en general. Además, comer sano puede ayudar a las personas mayores a perder peso, lo cual es importante para controlar una circulación saludable.

Para tener un corazón saludable, limita las bebidas azucaradas, las carnes rojas, el exceso de sodio y las grasas trans. En cambio, concéntrate en incorporar muchas frutas y verduras en la dieta. Reemplaza el pan blanco con granos integrales, come nueces y legumbres y escoge productos lácteos bajos en grasa.

Una buena alimentación mejora el flujo sanguíneo de personas mayores

Sauna

Si el médico lo autoriza, un viaje a la sauna puede ser una manera excelente de estimular la circulación. Los seres humanos han estado usando la sauna durante miles de años en diversas culturas (maya, romana, finlandesa y otras) como parte de un estilo de vida saludable.

Aunque muchos los consideran una forma sencilla de relajarse y descansar, los saunas también tienen un efecto único en los vasos sanguíneos. Debido al calor adicional, su pulso aumenta y la cantidad de sangre que bombea su corazón casi se duplica. Debido a que las saunas tienen un efecto tan inmediato y dramático en el aumento de la circulación, es importante obtener la aprobación de un médico antes de ir.

Reducir el estrés

Disminuir el estrés  puede ayudar a mantener un sistema cardiovascular más fuerte. Hay tantas maneras excelentes en las que las personas mayores no solo pueden reducir el estrés, sino también mejorar su calidad de vida:

  • Meditar a diario
  • Participar en tus pasatiempos favoritos (dibujar, pintar, música, escribir un diario, etc.)
  • Participar en una vida social activa con sus seres queridos
  • Asistir a una clase de yoga
  • Aprender técnicas calmantes de respiración profunda para situaciones estresantes
  • Realizar una divertida excursión de un día para refrescar y vigorizar su mente
Reducir el estrés mejora el flujo sanguíneo de las personas mayores

Levantar los pies

A veces, el mejor consejo es también el más sencillo. Y para muchas personas, impulsar la circulación en las extremidades puede ser tan simple como poner los pies en alto al final del día. Debido a que las venas tienen que trabajar más para transportar la sangre desde las piernas hasta el corazón, elevar las piernas puede ayudar a aliviar la presión.

Eleva las piernas en un ángulo de 45 grados durante unos 15 minutos a la vez. Aprovecha esto como una oportunidad para disminuir el estrés, relajarse, meditar o ponerse al día con algo de lectura o tu programa de televisión favorito.

Si tienes un familiar mayor que vive solo y necesita unos cuidados determinados pero tú no dispones de tiempo para darle la atención y cuidados que necesita, la solución es la asistencia domiciliaria para personas mayores. Nuestras cuidadoras de personas mayores les cuidarán, acompañarán y ayudarán en todo lo que necesiten. La red de Helpycare que cuenta con más de 800 expertos y con más de 80.000 horas a las espaldas es la mejor solución para tu hogar y para ellos. Pide tu presupuesto gratis y sin ningún tipo de compromiso.

BUSCO CUIDADORA