Mantener un estilo de vida saludable como usuario de silla de ruedas es tan importante como conseguir una silla de ruedas cómoda. 

Las personas en sillas de ruedas a menudo presentan problemas para mantener un peso saludable. También sufren más problemas de salud mental que otros, pero esta no tiene por qué ser necesariamente la situación. Es posible llevar una vida saludable en una silla de ruedas si se siguen los 7 sencillos consejos que presentaremos a continuación:

1.Realizar ejercicio cardiovascular

El ejercicio cardiovascular es necesario para mantener la salud de su corazón y pulmones. El objetivo debe ser aumentar la frecuencia cardíaca y calentarse lo suficiente como para comenzar a sudar. Esto se puede lograr nadando, jugando baloncesto o corriendo en silla de ruedas. Los usuarios de sillas de ruedas deben esforzarse para hacer esto todos los días.

7 consejos para mantener un estilo de vida saludable yendo en silla de ruedas

2. Mantener una buena postura cuando estás sentado

Estar sentado constituye una gran parte del día de un usuario de silla de ruedas, pero puede provocar escoliosis, úlceras por presión e incapacidad para respirar correctamente. Por estas razones, es importante asegurarse de que los usuarios de sillas de ruedas mantengan una buena postura en todo momento. El mejor plan es mantener los pies, las rodillas, las caderas y los hombros en línea recta mientras se está sentado.

3. Ser mentalmente saludable

La salud mental está directamente relacionada con la salud física. Mucha gente experimenta depresión. Pueden comenzar a sentirse inútiles porque no pueden hacer tantas cosas por sí mismos como los demás. También pueden experimentar ansiedad. Estas afecciones se pueden tratar con asesoramiento y medicamentos, por lo que es importante hablar con un profesional o consultar con el médico si uno experimenta alguno de estos síntomas.

4. Evitar las úlceras por presión

Mantener la posición durante mucho tiempo puede provocar úlceras por presión. Para evitarlo, utiliza almohadas que alivien la presión, mantén la piel limpia y cambia de posición cada dos horas.

5. Dormir bien por la noche

El primer problema suele ser desplazarse en la cama desde la silla de ruedas. Se puede resolver con una silla de ruedas regulable en función de la altura de la cama y con reposabrazos giratorios para facilitar al cuidador la vida, el deslizamiento y el desplazamiento de los usuarios de la silla de ruedas sobre la cama. Puede ser difícil encontrar una posición cómoda, por lo que dormir bien por la noche puede ser difícil. Las almohadas y cojines cómodos pueden ayudar a combatir este problema.

Consejos para mantener un estilo de vida saludable en silla de ruedas

Para la mayoría de los usuarios de sillas de ruedas, disfrutar de un baño relajante y refrescante tiende a convertirse en una actividad tediosa y desafiante la mayoría de las veces. Aparte de la pérdida de privacidad, el riesgo que implican las transferencias es bastante grave. Parece más una tarea que una actividad relajante.

6. Ducharse con regularidad y mantener la higiene

Es un requisito básico del cuerpo humano ducharse todos los días. La limpieza y la higiene garantizan la salud y el bienestar de cualquier persona. Especialmente cuando una persona está en silla de ruedas, es aún más importante ducharse con regularidad. La mayoría de los usuarios de sillas de ruedas evitan bañarse con regularidad porque su silla de ruedas no es resistente a la ducha y la ayuda de un cuidador dificulta su privacidad. Pero es de suma importancia que te pongas resistente a la ducha.

7. Viajes

Viajar es una parte importante de la vida de cualquier persona. Viajar abre tu mente a un mundo nuevo con una cultura diversa y fortalece el bienestar mental. Por lo tanto, viajar siempre debe estar en la parte superior de la lista de usuarios de sillas de ruedas, pero también es esencial tomar precauciones y hacer todos los arreglos necesarios, cómo reservar un hotel accesible, planificar con anticipación y mucho más.

Cómo acomodar la casa de una persona con silla de ruedas

Las casas se pueden modificar con:

  • Rampas, en lugar de escaleras, en las entradas
  • Pasillos ensanchados para permitir el paso de sillas de ruedas
  • Duchas adaptadas para sillas de ruedas que sean lo suficientemente anchas para sillas de ruedas y que tengan barras de apoyo
  • Inodoros elevados que son de más fácil acceso y que tienen barras de apoyo junto a ellos
  • Fregaderos y mostradores a niveles accesibles desde una silla de ruedas
  • Puertas más anchas que son fáciles de abrir.

¿Cómo puedes ayudar a una persona mayor con problemas de movilidad cuando teme caerse?

Haz que un profesional capacitado, que incluye administradores de atención geriátrica, especialistas certificados en envejecimiento en el lugar y la mayoría de los empleados de las agencias de atención domiciliaria, evalúa la casa para asegurarse de que sea «a prueba de caídas». Esto probablemente incluirá:

  • Eliminar cualquier desorden del suelo
  • Despejar los pasillos de la cama al baño
  • Sujetar firmemente todas las alfombras
  • Mejorar la iluminación en todas las entradas y escaleras
  • Instalación de barras de apoyo en los baños
  • Agregar pasamanos junto a todos los escalones que no los tienen
  • Reemplazo de escaleras a la puerta de entrada con una pendiente graduada.

Además, estaría bien hablar con su proveedor de atención médica sobre ejercicios para mejorar el equilibrio o que acudan a un fisioterapeuta o terapeuta ocupacional (alguien capacitado para ayudar a las personas a superar las discapacidades para funcionar en el trabajo y en el hogar) para aprender estos ejercicios.

¿Cómo puedes ayudar a la persona mayor a lidiar con su frustración por los problemas de movilidad?

Éstas son algunas formas en las que puedes ayudar:

  • Sugerirles unirse a un grupo de apoyo. Compartir las frustraciones y las estrategias de afrontamiento con otros en su situación podría ayudar. También puedes consultar con los Centros de Recursos para Personas Mayores y Discapacitados de la zona para conocer los grupos locales cercanos.
  • Algunas personas mayores se han beneficiado de la práctica regular de técnicas de relajación, que se ha descubierto que disminuyen la ansiedad y estimulan el sistema inmunológico. Habla con ellos sobre las diferentes técnicas de relajación disponibles y fíjate si con alguna se sienten cómodos.
  • Otra opción es solicitar al médico medicamentos para la ansiedad.

Las cuidadoras de Helpycare son conscientes de las responsabilidades que conlleva cuidar a una persona mayor querida por sus familiares y disponen de la actitud necesaria para llevar a cabo cualquier tipo de cuidado. Ellas se encargarían de que se cumpla todo lo acordado, de que todo está en perfecto orden para la tranquilidad del anciano y de la familia.

 

Para obtener más información sobre cómo Helpycare puede ayudarte tanto a ti como a tus seres queridos mayores a vivir felices y seguros en su hogar, comunícate con nuestro personal de confianza hoy mismo.

 

Ya son más de 3.000 familias satisfechas con nuestro trabajo y queremos seguir apoyando a las familias que lo necesiten a través de nuestras cuidadoras expertas en este tipo de cuidados tan necesarios hoy en día. Nuestra red de más de 800 profesionales con más de 80.000 horas a las espaldas es la mejor solución para tu hogar y para ellos. Pide tu presupuesto gratis y sin ningún tipo de compromiso.

BUSCO CUIDADORA