Si convives con un ser querido con demencia sabes el desafío que puede representar su cuidado. Los cambios frecuentes de humor y en su personalidad pueden resultar emocional y físicamente agotadores tanto para el paciente como para el entorno familiar.

Para hacer esta tarea más amena para todos los convivientes encontrarás en este artículo algunos consejos saludables.

Antes de comenzar es necesario comprender cuáles son los hechos más importantes de la enfermedad:

  • Hablamos de demencia como término genérico para la pérdida de memoria, toma de decisiones erróneas, pensamientos y otras habilidades que puedan afectar la vida diaria de una persona al realizar sus actividades.
  • Es común encontrar personas mayores de 60 años con demencia, aunque no es un signo normal del proceso de envejecimiento. 
  • El Alzheimer es la forma más conocida de demencia.
  • Factores de riesgo que pueden inducir la demencia: antecedentes familiares, traumatismo craneoencefálico, tabaquismo, niveles altos de colesterol y presión arterial.

Consejos para cuidar a un familiar con demencia

Empatía con la persona afectada

El primer paso es ponerse en lugar del otro. Imagina estar confundido o que no comprendan nada de lo que dices, de seguro te sentirás frustrado y enojado.

Cuando la persona deambule por la casa, repita lo que para ti son incongruencias, o simplemente se asuste por desconocer el lugar, no pierdas la paciencia. Lo peor que puedes hacer es gritar.

Alguno de los comportamientos más comunes en la demencia pueden incluir actitudes violentas o gritos, de repente no quiere comer o vestirse o hace acusaciones falsas. 

Mantén la calma y trata de seguir la charla para lograr el objetivo.

Renovaciones en la casa

Adaptar algunas partes de la casa es esencial para ayudar a la persona con demencia. Te compartimos a continuación algunas recomendaciones que puedes aplicar.

  • Colocar algunas notas adhesivas que le ayuden a recordar cosas y lugares.
  • Utiliza protectores en algunos muebles y electrodomésticos con los que pueda lastimarse.
  • Asegúrate de que no tenga alcance a botiquines o medicamentos, puedes utilizar candados a prueba de niños.
  • Quita cualquier objeto o mueble que bloquee los pasillos, por ejemplo alfombras y tapetes en los que puedan tropezar. 
  • Asegura la puerta principal con cerradura o alarma automáticas o remotas para evitar que en un descuido salga solo de la casa.
negocio franquicias cuidado de personas mayores en el hogar

Mantener una actividad

Mantenerse activo ayuda a aliviar la depresión, ansiedad y el aburrimiento que puede sentir un familiar con demencia.

Utiliza actividades que involucre para pasar tiempo juntos, como por ejemplo un paseo. Descubre sus capacidades y limitaciones para luego implementar actividades nuevas. Puedes leerle un cuento o encontrar un grupo de personas con demencia donde realicen actividades para permitir que se conecte con otras personas. Si no dispones del tiempo suficiente para acompañarlo en las tareas del día puedes contar con la ayuda y el cuidado de profesionales de la salud para que estimulen sus capacidades y mejore su calidad de vida. 

negocio franquicias cuidado de personas mayores en el hogar

No dejes de comunicarte con tu ser querido con demencia

El hecho de que muchas veces no comprenda exactamente lo que le dices, no tiene que ser motivo para dejar de comunicarse. 

Es muy importante mantener una comunicación diaria, puedes contar una historia, compartir tus experiencias y utilizar frases cortas para que pueda seguirte el ritmo. Para ayudarlo a comprender también puedes acentuar tu discurso con muchos gestos y mantener el contacto visual.

Busca ayuda

Cuidar a un ser querido con demencia puede ser una tarea realmente exigente emocional y físicamente. Algunos días puedes sentir que puedes con todo y otros días te puedes sentir superado por la situación. Estos desafíos no tienes que enfrentarlos solo. Acepta ayuda extra o busca grupos de apoyo, necesitarás tiempo para ti para recargar energías y relajarte.

Las ocupaciones de las tareas de la casa y el trabajo pueden afectar el tiempo que necesitas para cuidar a tu ser querido.

Si estás al cuidado de un familiar con demencia y necesitas ayuda para atenderlo, modificar la casa, o alguien que se ocupe de la limpieza y otras necesidades, puedes contar con los profesionales de Helpycare.

Solicita un presupuesto gratuito de cuidadores para mayores para mejorar la convivencia y la calidad de vida de tu ser querido con demencia.

Encuentra cuidadores y servicio doméstico