El cáncer de estómago se caracteriza por un crecimiento de células cancerosas dentro del revestimiento del estómago. También llamado cáncer gástrico, este tipo de cáncer es difícil de diagnosticar porque la mayoría de las personas generalmente no muestran síntomas en las primeras etapas, a menudo no se diagnostica hasta que se disemina a otras partes del cuerpo. Esto hace que sea más difícil de tratar.

Aunque el cáncer de estómago puede ser difícil de diagnosticar y tratar, es importante obtener el conocimiento suficiente para vencer la enfermedad. A continuación, os contaremos las causas más comunes de padecer la enfermedad, los síntomas, el tratamiento y cómo ayudar a una persona en su día a día que padece cáncer de estómago.

 

Causas habituales de padecer cáncer de estómago

El estómago (junto con el esófago ) es solo una parte de la sección superior del tracto digestivo. El estómago es responsable de la digestión y de transportar los nutrientes de los alimentos, junto con el resto de sus órganos digestivos.

El cáncer de estómago ocurre cuando las células sanas del sistema digestivo superior se vuelven cancerosas y crecen sin control, formando un tumor. Este proceso ocurre lentamente. El cáncer de estómago tiende a desarrollarse durante muchos años.

Factores que aumentan el riesgo de padecer cáncer de estómago

El cáncer de estómago está directamente relacionado con tumores en el estómago. Sin embargo, hay algunos factores que pueden aumentar su riesgo de desarrollar estas células cancerosas. Estos factores de riesgo incluyen ciertas enfermedades y afecciones, como:

  • Linfoma (un grupo de cánceres de sangre)
  • Infecciones bacterianas por H. pylori (una infección estomacal común que a veces puede provocar úlceras )
  • Tumores en otras partes del sistema digestivo
  • Pólipos estomacales (crecimientos anormales de tejido que se forman en el revestimiento del estómago)

Síntomas de cáncer de estómago

En un comienzo no hay signos o síntomas tempranos de cáncer de estómago. Desafortunadamente, ésto significa que las personas a menudo no saben que algo está mal hasta que el cáncer ha alcanzado una etapa avanzada

Síntomas habituales del cáncer de estómago

Cómo cuidar a una persona mayor que tiene cáncer de estómago

Si estás ayudando a un familiar o amigo con cáncer, queremos darte una serie de consejos. Cuidarle significa proporcionarle ayuda con las actividades diarias, como ir al médico o preparar comidas. También podría significar la coordinación de servicios y atención. O simplemente dándole apoyo emocional y espiritual.

Los cuidadores pueden proporcionar apoyo físico, práctico y emocional al paciente, incluso si viven lejos. Tienen una variedad de responsabilidades diarias según sea necesario, que incluyen:

  • Ofrecer apoyo y aliento.
  • Ayudar con asistencia médica. Hablar con el equipo de atención médica
  • Dar medicamentos
  • Ayuda a controlar los síntomas y los efectos secundarios
  • Coordinar citas médicas
  • Ayudar con el transporte para ir y volver de las citas médicas
  • Ayudar con las comidas
  • Ayudarles a realizar ejercicio físico adecuado para ellos
  • Ayudar con las tareas del hogar
  • Manejo de seguros y problemas de facturación
Cuidar de una persona mayor con cáncer de estómago

Consejos para cuidar a una persona con cáncer de estómago

Crear una lista de tareas

Comienza haciendo una lista de todas las tareas de cuidado. Intenta ordenarlos por importancia, horas a las que tiene que tomar la medicación, hora del ejercicio, de la comida para que haga bien las digestiones, del paseo… Puedes usar la lista para decidir cómo dividir las tareas entre amigos, familiares, profesionales y otros voluntarios.

Ser proactivo

Hazte cargo y planifica el día tanto como sea posible para prevenir emergencias de último minuto. Esto también puede ayudar a proporcionar una sensación de control y orden.

Ser resolutivo

Identifica problemas, descubre lo que se necesita y realiza el seguimiento. No tengas miedo de recibir consejos y ayuda de otros. Busca soluciones creativas que funcionen para ti y la persona que cuidas.

Intentar mantenerse positivo

Tener una actitud positiva puede ayudar a establecer un tono cordial en todo lo que hagas con la persona. Es posible que no tengas control de todo lo que le sucede, pero puedes cambiar su reacción ante algunas situaciones.

Cómo ayudar a una persona mayor con cáncer de estómago

Cuidar el bienestar emocional de la persona con cáncer

Es importante ayudar a la persona que cuidas a mantener un sentido de control. Un diagnóstico de cáncer puede hacer que él o ella sientan poco control sobre la vida. Comienza  preguntando si puedes ayudar con una tarea o decisión específica en lugar de hacerlo por tu cuenta.

Comunícate

Uno de los trabajos más importantes del cuidador es hablar abiertamente con la persona que tiene cáncer. Elige un momento que sea conveniente para que ambos hablen.

Asegúrate que él o ella tomen parte de todas las discusiones y decisiones. Escucha abiertamente los sentimientos y opiniones de la persona. Y dales suficiente tiempo para expresar completamente sus sentimientos.

Aceptar las limitaciones de una persona gravemente enferma

Ten en cuenta que una persona que acaba de recibir quimioterapia puede no ser capaz de probar una comida que tardaste en preparar, ya sea por ánimo bajo o porque tiene dolores. Habrá días que no quiera hablar, no le fuerces. 

También debes tener en cuenta que las tareas de cuidado pueden cambiar a medida que cambia la salud de la persona.

Incluir a la persona con cáncer en actividades que disfruten

Es posible que una persona con cáncer ya no pueda participar activamente en actividades que disfruta. Por lo tanto, busca otras formas de alentar la participación. Ayuda a la persona a mantenerse conectada con el mundo más allá del cáncer y a mantener una sensación de normalidad.

Tener en cuenta la atención médica y física

Como cuidador, puedes encontrar que tus responsabilidades van más allá de lo que esperaba. Dichas responsabilidades pueden incluir proporcionar atención médica y física, así como manejar algunos problemas financieros. A continuación presentamos algunas sugerencias sobre diferentes aspectos de la atención médica y física con los que puede estar involucrado.

  • Recopilación de detalles sobre el diagnóstico, el tratamiento y el pronóstico del paciente.
  • Comienza aprendiendo más sobre el cáncer, incluido el tipo de cáncer del paciente .
  • Mantén un registro de citas médicas, resultados de exámenes, medicamentos y dosis, síntomas y efectos secundarios, preguntas y nombres y números de recursos.
  • Aprender a ofrecer un cuidado físico adecuado. En algunas ocasiones tendrás que ayudarles a vestirse, bañarse, alimentarse, usar el baño y arreglarse.
  • Ayudar a administrar las finanzas
  • Manejo de documentos legales. Si la persona que estás cuidando no puede hablar por sí misma, ciertos documentos legales pueden permitir que una persona designada comunique sus decisiones y deseos de tratamiento.
Cómo prevenir el cáncer de estómago

Prevención del cáncer de estómago

El cáncer de estómago no se puede prevenir. Sin embargo, puedes reducir su riesgo de desarrollar todos los cánceres al:

En algunos casos, los médicos incluso pueden recetar medicamentos que pueden ayudar a reducir el riesgo de cáncer de estómago. Esto generalmente se hace para personas que tienen otras enfermedades que pueden contribuir al cáncer.

También puedes considerar hacerte una prueba de detección temprana. Esta prueba puede ser útil para detectar el cáncer de estómago. El médico puede usar una de las siguientes pruebas de detección para detectar signos de cáncer de estómago:

  • Examen físico
  • Exámenes de laboratorio, como análisis de sangre y orina.
  • Procedimientos de imagen, como radiografías y tomografías.
  • Pruebas genéticas

Si tienes un familiar que padece cáncer de estómago y no dispones de tiempo para ofrecerle todos los cuidados que necesita, la asistencia domiciliaria para personas mayores puede ser de gran ayuda. Nuestras cuidadoras de personas mayores les cuidarán y ayudarán en todo lo que necesiten, a llevar una alimentación adecuada, realizar ejercicios físicos y mentales, además de hacerles compañía en todo momento y de ayudarles con otras tareas de la casa necesarias. Nuestra red de más de 800 expertos con más de 80.000 horas a las espaldas es la mejor solución para tu hogar y para ellos. Pide tu presupuesto gratis y sin ningún tipo de compromiso.

BUSCO CUIDADORA