Las personas mayores necesitan mantener su mente activa, muchas actividades sensoriales o realizadas con las manos les ayudan a tener mayor concentración, memoria, a mantener y desarrollar capacidades haciendo que algunos efectos de la vejez como la demencia aparezcan de forma más tardía. 

Beneficios de pintar en personas mayores

Es muy importante para las personas mayores que se realicen de manera habitual ejercicios de estimulación cognitiva para mantenerse ágiles. Algunas actividades como la música o la pintura traen consigo numerosos beneficios.  A continuación te contamos cuáles son:

Beneficios en el cerebro 

Al pintar se estimulan ambos hemisferios del cerebro, se estimula el hemisferio izquierdo, que es el lado lógico y racional junto con el hemisferio derecho, que es el lado creativo y de las emociones. Por lo tanto, realizando esta actividad conseguimos estimular la imaginación, haciendo trabajar al cerebro por completo. Ésto ayuda a reducir las posibilidades de contraer enfermedades mentales o relacionadas con la pérdida de memoria y habilidades cognitivas, como el Alzheimer.

Mejora la salud mental

Mientras se está pintando, la persona está concentrada en ello, por lo tanto se olvida de todo lo de alrededor, de los problemas, de los dolores físicos. Además ayuda a mejorar la concentración y perseverancia viendo que poco a poco se pueden superar.

Mejora la precisión y la relajación

También es útil cuando una persona se encuentra en un estado nervioso, de ansiedad o de tensión severo, la pintura puede actuar como un relajante natural y mejorar dicha condición. Además, puede ayudar a disminuir los temblores y a recuperar la precisión manual.

Beneficios de la pintura en personas mayores

Mejora el autoestima

La pintura ayuda a mejorar visiblemente el estado de salud de las personas mayores, mejorando su autoestima y haciendo que se sientan útiles y valiosos. Les da independencia, objetivos y metas a conseguir, lo que provoca que se sientan  más felices en su día a día. 

Mejora la motricidad

Muchas personas mayores sufren entumecimiento en los dedos. Por eso, el manejo de los utensilios de pintura son idóneos, suelen ser finos, y el manejo de los mismos para que salgan los trazos deseados, hacen que haya que combinar con destreza tanto los músculos, como los huesos y los nervios, para así producir finos movimientos. El agarre y manejo del pincel o lápiz ayuda a mejorar y controlar los movimientos de la mano, del brazo, y todas las conexiones con el cerebro.

Mejora la comunicación

La pintura se puede realizar en talleres o sólos en casa, por lo tanto, es una estupenda actividad para divertirse, socializar, aprender nuevas técnicas y desarrollar capacidades. Es una actividad muy útil para las personas que no pueden o les cuesta comunicarse, así pueden abrirse un poco al mundo que les rodea. 

Ejercicios para pintar

Colorear con lápices y acuarelas

Una hoja en blanco puede ayudarnos a trabajar la parte subconciente y sacar a relucir nuestra creatividad o pensamientos que llevamos dentro. Puede contribuir a que liberemos ansiedad y a despertar nuestra creatividad dormida. Y, con ello, a desconectar de nuestros pensamientos cotidianos aliviando el posible estrés. Colorear ofrece a los abuelos la oportunidad de volver a sentirse, en parte, niños. Porque permite jugar con los trazados y el recreo de los sentidos en una actividad que evoca a etapas anteriores de su niñez.

Pintar en la piel

Existen pinturas especiales y pensadas expresamente para ser aplicadas sobre nuestra piel. Además de fomentar la concentración y la creatividad, les ayuda a socializar, sentir más cercanía. La estimulación del tacto ayuda a relativizar otros momentos de la vida, además de aportar sensación de calma.

Pintar en arena

Pintar con arena puede ser estimulante para las personas mayores. Les invita a desarrollar su imaginación, a experimentar con lo que les rodea y a rememorar esos pequeños recuerdos de niños en el parque o en la playa.

Beneficios de la pintura en personas mayores

Es esencial que las personas mayores realicen actividades estimulantes para que se mantengan activos, no sólo físicamente sino también mentalmente. Con ello se conseguirá mantener un mente más ágil y prevenir o al menos retrasar algunos efectos que conlleva la vejez.

Si no dispones de tiempo suficiente para prestar atención o cuidar a tu familiar mayor, el servicio de asistencia domiciliaria puede ser la clave para velar por el bienestar de nuestro ser querido. Con más de 3730 familias satisfechas con el trabajo que realizan los cuidadores profesionales de Helpycare, le aseguramos una total confianza y el mejor cuidado que necesita una persona mayor. 

BUSCO CUIDADOR