A medida que nos hacemos mayores, perdemos habilidades cognitivas relacionadas con la vejez, siendo las más comunes afecciones en la memoria, la coordinación, pérdida de fuerza, afectando en las tareas a realizar en la vida diaria, desde limpiar las estancias de la casa, cocinar, acordarnos de los recados pendientes, incluso hacer la compra y llevar una buena alimentación. Por ello, si tienes un ser querido que ya es mayor y crees que necesita ayuda, contar con un cuidador que le ayude con todas esas tareas puede darte la tranquilidad y seguridad que necesitas.

Es de suma importancia asegurarse de que tus seres queridos estén seguros, saludables y felices en sus propios hogares a medida que envejecen. Es la clave para ayudar a las personas mayores a recuperarse en casa. Necesitamos asegurarnos de que las actividades de la vida diaria se cumplan de manera eficiente y segura.

Tareas del día a día

  • Las comidas
  • Movilidad funcional
    (moverse de un lugar a otro mientras se realizan actividades como subir y bajar de la cama, subir y bajar de una silla)
  • Cambiar sus vendajes si tiene alguna lesión
  • Bañar o duchar a una persona mayor
  • Higiene personal diaria
    (incluye cepillarse / peinarse, afeitarse, arreglarse)
  • Higiene del inodoro (incluye ir al baño, levantarse del inodoro)

Tareas básicas del hogar:

  • Limpieza y mantenimiento del hogar
  • Cocinar y preparar comidas
  • Compras y necesidades de compra
  • Hacer recados (moverse dentro de la comunidad)
  • Administrar dinero y finanzas
  • Comunicación (a través del teléfono u otros dispositivos)
  • Tomar medicamentos recetados
Ayudas con las tareas del hogar y acompañamiento a personas mayores

Ayuda con las tareas del hogar a personas mayores

Poder seguir haciendo las tareas domésticas es importante para sentirse activo e independiente, y la movilidad reducida puede causar frustración y problemas relacionados. 

1. Limpieza y almacenamiento de áreas de alimentos

Tu ser querido necesita una despensa y un refrigerador bien abastecidos para preparar comidas saludables. Sin embargo, puede tener dificultades para comprar alimentos si se cansa fácilmente o no puede conducir. Ayúdale a ir a comprar si tiene movilidad limitada. También puedes ayudarle a verificar si hay artículos caducados para tirar.

 

Los adultos mayores que necesitan ayuda en el hogar, traslados para citas médicas y eventos sociales, o asistencia con el ejercicio pueden beneficiarse de tener un cuidador en el hogar. Con la ayuda de Helpycare, las personas mayores pueden disfrutar de una mayor independencia además de recibir estimulación mental y social regularmente cuando confían en un profesional de confianza que está capacitado por expertos en diversos aspectos de la atención a personas mayores.

2. Cocinar y comer

Para una persona de edad avanzada, esta es otra actividad diaria importante que puede volverse más tediosa a medida que pasa el tiempo y, dependiendo de la movilidad general y la fuerza de la persona mayor involucrada, varias soluciones pueden proporcionarles una independencia continua en la cocina. Los elementos prácticos que reducen la preparación y el trabajo en torno a la cocción incluyen una olla de cocción lenta, un procesador de alimentos eléctrico y una rebanadora de alimentos.

Puede ser necesario hacer una remodelación adicional en la cocina para permitir un fácil acceso, como sacar estantes de la despensa, hornos de pared elevada, refrigerador de lado a lado o en altura, etc.

Ayudar a personas mayores con las tareas del hogar

Las opciones más seguras, como las placas de cocción eléctricas, un extractor de rejillas para horno, guantes de horno con brazo extendido y una protección contra el hervor también son factores a tener en cuenta para reducir los riesgos de accidentes en la cocina.

 

Cuando se trata de comer, también es importante evitar derrames de líquidos y otros peligros potenciales. Las soluciones simples, como un mantel antideslizante, utensilios de comida de asistencia, una mesa de comedor y sillas de altura adecuada si es necesario, pueden garantizar tiempos de comida independientes más estables y agradables.

3. Cambio de ropa de cama, toallas, etc

Hacer la cama es una tarea que muchas personas posponen incluso cuando se sienten bien. Para los adultos mayores, el proceso de quitar la ropa de cama, lavarlos y volver a ponerlos nuevos puede requerir destreza y energía que no tienen. La ropa de cama fresca permite que tu ser querido duerma bien y previene infecciones, así que ayúdale a cambiar la ropa de cama al menos una vez a la semana.

4. Tareas de organización del hogar

Los armarios se llenan rápidamente, y es posible que la persona mayor ya no tenga idea de lo que hay en los estantes superiores. Evita que se suba a una escalera y se arriesgue a a caerse. Mientras organiza las áreas de almacenamiento, recuerda no abrumarle haciendo demasiado. Simplemente limpia un estante o espacio de almacenamiento a la vez hasta que la casa esté ordenada.

 

Incluso si  la persona limpia las áreas del baño varias veces a la semana, es posible que se sienta incómodo realizando tareas de limpieza profunda, como fregar los azulejos debido al temor a las lesiones relacionadas con caídas. Hazle saber que puede delegar esa tarea en ti.

5. Tirar la basura

Las personas mayores que viven solas no generan grandes cantidades de basura, pero incluso una pequeña bolsa de basura de la cocina es pesada una vez que se llena. Ayúdale a llevar la basura al contenedor apropiado y recuerda ofrecerle asistencia adicional en los días que tienen que mover los contenedores grandes de basura y reciclaje  a la acera.

Consejos (para cuidadoras) para mejorar el bienestar de las personas mayores

1. Pasa tiempo con ellos (y escucha atentamente)

Muchas personas mayores se sienten solas, ya sea porque están jubiladas y ya no tienen su horario social de trabajo, o hayan perdido a su cónyuge y algunos amigos. De todos modos, todavía necesitan un círculo social rico para sentirse felices, ya que muchos pueden aislarse con el tiempo; lo que puede conducir a un deterioro de la salud.

Es importante dedicar tiempo a visitar a los seres queridos mayores para no solo pasar un tiempo precioso con ellos sino también para aprender de ellos; pero también les da un propósito, ya que las relaciones son clave para un envejecimiento saludable. Cuando esté en presencia de un anciano, asegúrate de escuchar las palabras de la persona mayor que provienen de un lugar con muchas décadas de experiencia. La conversación puede ser beneficiosa para los dos.

C´ómo mejorar la comunicación con personas mayores

2. Se amable

Ser amable con un anciano es una demostración de respeto. Los españoles mayores crecieron durante una época en que los modales y el respeto formaban parte de la etiqueta cotidiana. Si están hablando, escúchales y no les interrumpas. Ser respetuoso puede no solo alegrar su día, sino también el tuyo, ya que puedes aprender una o dos cosas (¡o simplemente sentirte bien por alegrar el día a alguien!).

3. Pídele consejo

Lamentablemente, el edadismo (estereotipificación y discriminación contra personas o colectivos por motivo de edad) existe, a pesar de que los ancianos son algunas de las personas más sabias de la sociedad. Es una pena pensar que un anciano, con toda una vida de experiencia, sería ignorado por sus consejos. Las personas mayores tienen mucho que aportar a la sociedad a través de sus experiencias de vida, por lo que buscar el consejo de un anciano es un tiempo bien invertido.

4. Comed juntos

Comer juntos es una de las mayores costumbres sociales para la humanidad. Mientras se alimenta adecuadamente también puede ponerse al día y divertirse. Podéis ir a su restaurante favorito, preparar un picnic o visitar la casa de familiares. Intenta que comáis juntos regularmente.

5. Habla sobre su familia, su historia y  tradiciones

Hay una fuerza innegable en las historias familiares. De hecho, armar una historia familiar oral no solo puede unir a los miembros de la familia y fortalecer los lazos entre generaciones, sino que también puede educar sobre la genética familiar, las personalidades y más. La historia familiar se traduce en lazos familiares más fuertes y éxitos en la vida. De hecho, estudios recientes han demostrado que los niños que tienen más conocimiento de sus antecedentes familiares también tienden a mostrar una mayor capacidad de recuperación emocional, enfrentando el estrés y los desafíos de manera más efectiva, ya que tienen un sentido más fuerte de dónde vienen y quiénes son.

Ayuda a una persona mayor con sus tareas del día a día

6. Dile cuánto le aprecias y respetas

Incluso si demuestras que respetas a tus mayores a través de tus acciones, es importante decirles cuánto los aprecias y respetas. Los cumplidos y el propósito de las personas es un mensaje muy positivo. Si hacen algo que te impactó positivamente, asegúrate de compartirlo con ellos; probablemente le sacarás una sonrisa.

Si tienes un familiar mayor que vive solo, al que cada vez le cuesta más realizar tareas del hogar cotidianas, incluso en ocasiones ha puesto su vida en peligro, la solución puede ser contar con un servicio de asistencia domiciliaria para personas mayores. Nuestras cuidadoras de personas mayores les cuidarán y ayudarán en todo lo que necesiten, realizando tareas del hogar, hacer recados, además de asegurarse de que llevan una alimentación adecuada, que realizan ejercicios físicos y mentales con frecuencia, y por supuesto hacerles compañía en todo momento. La red de Helpycare que cuenta con más de 800 expertos y con más de 80.000 horas a las espaldas es la mejor solución para tu hogar y para ellos. Pide tu presupuesto gratis y sin ningún tipo de compromiso.

BUSCO CUIDADORA