El problema de dejar solas a las personas mayores no es nuevo, pero es importante subrayar la necesidad de prestar atención a las posibles consecuencias. El problema de la soledad de los ancianos, es silencioso. No se hace escuchar, no tiene voz en los medios. No hay giros, pero hay individuos que sufren, a veces, por necesidad, a veces por descuido, las personas mayores permanecen solas. Cuando vives en una pequeña ciudad rural puedes contar con una serie de vínculos sociales muy importantes a medida que envejeces.

Riesgos de la soledad de las personas mayores

¿Qué hacer cuando los ancianos permanecen solos? La solución no es simple pero puedes comenzar con estos consejos.

1. Cuidado con las estafas en casa

Las estafas para personas mayores tienen desarrollos diferentes, pero el mismo final: los estafadores logran aprovechar el miedo, la falta de lucidez y la necesidad de que muchas personas mayores conversen con alguien. Incluso cuando él es un extraño o una persona que podrían estar usando un uniforme.

Un uniforme que en realidad no tiene valor, así como las distintas tarjetas que se agitan para dar credibilidad a sus palabras. En cualquier caso, la regla de oro es clara: nunca confíes en quienes desean ingresar o acceder a dinero y objetos de valor.

2. Opta por un hogar adecuado

Sabemos que no es posible elegir porque, en ocasiones, los ancianos solitarios están indigentes. Tal vez debido a una pensión mínima que no les permite optar por un buen apartamento para pasar sus días, pero si existe la posibilidad de evaluar más soluciones, el consejo es simple: toma una casa con una entrada sin barreras arquitectónicas.

De esta forma los movimientos serán sencillos. Incluso cuando no puedes bajar las escaleras por tu cuenta. La presencia del ascensor resuelve el drama entre un piso y otro, pero los edificios antiguos pueden no tener este confort. Y luego puede haber escaleras intermedias, paredes bajas, barandillas. Cuando estás solo y los años se sienten, todo esto se vuelve insuperable.

Importante: marca todos los números de teléfono para llamar en caso de una emergencia en tu hogar, tal vez compra electrodomésticos que faciliten las llamadas presionando un solo botón en el dispositivo. A veces, un simple accesorio es suficiente para facilitar la vida de un abuelo o un padre anciano.

Personas mayores solas en casa

3. Evaluar un buen seguro

Hay problemas difíciles de superar cuando los ancianos están solos o cuando los familiares no pueden cuidarlos día tras día. Ponerte en contacto con una figura que te cuide a tiempo completo (cuidador, enfermera, etc.) puede ser una solución importante. Pero si deseas una oportunidad más y aseguras una gama de servicios para aquellos que ya no pueden confiar en tu fuerza, puedes evaluar un seguro.

De hecho, hay algunos servicios que resuelven problemas importantes para aquellos que se encuentran en condiciones difíciles. Estos servicios cubren el daño de cualquier estafa en el hogar, pero cuentan con servicios adicionales, como la posibilidad de contactar a un acompañante o conductor, asistencia con las compras y en caso de pérdida de documentos. Hasta la cubierta en caso de fractura después de un atraco.

4. Cuidado con los atracos y robos

Los peores momentos son aquellos que ven a la persona mayor, por su cuenta, a medida que van a cobrar su pensión, o retirarse. En estos casos, no hay ningún obstáculo para los malos: pueden atacar a una persona indefensa con una cantidad considerable de dinero.

¿Cómo hacerlo en estos casos? Ciertamente, es importante mirar a tu alrededor, tener siempre el control y evitar situaciones poco claras. Por lo general, los malhechores no intentan arrebatar (más riesgosos y con resultados inciertos), sino que intentan el fraude basándose en la indecisión de los ancianos. ¿Un ejemplo sobre todo? El de los empleados de la oficina de correos y pensionista.

5. Las relaciones deben ser creadas

¿Cómo se puede resolver esto? La solución está a la mano. En la vejez no es fácil hacer amigos, pero en muchos casos la soledad no se debe a la compulsión en un lugar ni a la necesidad de permanecer en cama por razones de salud. El problema radica en la incapacidad de ir más allá de la rutina, de pedir ayuda y probar nuevas oportunidades. En las ciudades y pueblos, hay iniciativas solo para las personas mayores. ¿Por qué no intentar y comenzar un nuevo camino? Tal vez puedas conocer nuevos amigos.

 

Cómo ayudar a personas mayores viviendo solas

Es importante estar más presente, hacer llamadas con más frecuencia o estar disponible y presto a ayudar, de modo que las personas mayores no tengan que depender de extraños para ir de compras o recoger su pensión. Pero es cierto que a menudo el ritmo de la vida cotidiana no permite que todos presten la atención adecuada a estos problemas, es por eso que puede ser una solución tener ayuda externa para cuidar a las personas mayores, solo recuerda investigar muy bien antes de confiar tanta responsabilidad a alguien.

BUSCO CUIDADOR